La Promesa - Avances diarios, avance semanal, noticias, reparto, temporadas
ÓRDAGO A CRUZ

“La Promesa”: La nueva Catalina renace de la mano de Adriano y Manuel

La hija del Marqués de Luján le revela a su hermano Manuel el origen de su disputa con la Marquesa y decide salir de su escondite de la mano de su nuevo amor, Adriano, un trabajador de la finca que le ha robado el corazón.

Catalina renace y encuentra el amor en Adriano en La Promesa
Catalina y Adriano en "La Promesa" - La 1 de TVE

La Catalina que hemos estado viendo en “La Promesa” los últimos dos meses dista mucho de la muchacha avanzada a su tiempo, feminista y libre de complejos que conocimos al inicio de la serie. El salto temporal que sufrió la ficción de las tardes de La 1 de TVE tras la marcha de Manuel y Curro a la Primera Guerra Mundial nos devolvió a una Catalina triste, desganada y llena de inseguridades.

Encerrada en el que fuera el hangar de su hermano, no ha sido hasta el regreso del señorito cuando Catalina ha decidido sincerarse con él y contarle qué sucedió realmente con Cruz para tomar la decisión de irse de palacio y no regresar hasta que la Marquesa le pidiera perdón.

Cruz humilla a Catalina en “La Promesa”

Al parecer, según le ha contado la propia Catalina a Manuel, su madre se quedó muy afectada al saber que había decidido acompañar a Curro hasta Francia para alistarse en el Ejército. Cruz estaba muy irascible y cargaba contra todo el que se le ponía por delante, hasta que se topó con Catalina, que no quiso quedarse callada escuchando las barbaridades que decía sobre Curro, a quien culpaba de la decisión de Manuel.

De esta forma, la joven pasó a convertirse en el blanco de la Marquesa. “Le dio por echarme en cara el fin de mi noviazgo con Pelayo”, le ha contado a Manuel. Pero eso no es lo peor, pues Cruz filtró información malintencionada a la prensa: “Se dedicó a contar una versión de la historia en la que ni Pelayo ni yo salíamos bien parados. Se dijo que las dos razones de la ruptura habían sido, en primer lugar, que la novia tenía un carácter indómito y, en segundo término, las continuas infidelidades de Pelayo”.

Nada de eso era cierto, salvo la obsesión de Cruz por proteger el apellido de los Luján, razón por la cual decidió dejar en mal lugar al Conde de Añil y, de paso, a su odiada hijastra.

La pobre Catalina tuvo además que soportar que se publicaran en la prensa caricaturas de ella luciendo pantalones y bigote, dudando de su feminidad. “Tu madre se dedicó a mover todas sus influencias. Esa mujer me odia”, le ha confesado a Manuel.

Por si todo esto no fuera suficiente, Catalina tuvo que ver cómo su propio padre no movió un dedo para protegerla de aquella campaña de desprestigio orquestada por su mujer. “Ya sabes que es un santo, pero tiene un pequeño defecto: nunca se enfrenta a su esposa”, ha asegurado Catalina a su hermano.

Y así es como la hija de Alonso decidió dar un portazo y mudarse al hangar, dejando de lado no solo su vida acomodada sino su labor al frente de la finca. Pero ahora las cosas podrían cambiar, pues al regreso de su hermano, su mayor apoyo, se une la aparición de una persona muy especial para ella que le ha hecho recuperar la ilusión.

Un nuevo amor para Catalina en “La Promesa”

Catalina estaba hundida después de su ruptura con Pelayo. Suponemos que las cosas con él no acabaron nada bien, pues el Conde desapareció por completo tras el salto temporal de la serie. Mientras tanto, encerrada en su hangar, la muchacha se negó a regresar a palacio, a pesar de la insistencia de Simona, Rómulo, Jana o su propio padre. Hasta que conoció a Adriano.

Hijo de un arrendatario de la finca recientemente fallecido, Adriano conoció a Catalina por intermediación de Tadeo, convencido de que ambos jóvenes congeniarían.

Aunque su relación no empezó con buen pie, pues los dos estaban pasando por un momento complicado, poco a poco fueron acercando posturas y dándose cuenta de que tenían más en común de lo que pensaban.

Su primer beso no tardó en llegar y, desde entonces, los dos avanzan paso a paso en su romance. Una historia que quedó sellada la noche en que el labriego invitó a la señorita a una cena romántica en el hangar, y que terminó con un apasionado encuentro.

A la mañana siguiente, Manuel sorprendió a la pareja mientras desayunaban juntos en el hangar. Pero, con la emoción del reencuentro con su hermano, a Catalina se le olvidó presentarle a Adriano, algo que no sentó nada bien al joven.

Pero si en algo se basa la relación que están empezando Catalina y Adriano es en la confianza y la comunicación. Igual que ella le ha sido sincera y le ha dicho que necesita tiempo para superar lo que le pasó con Pelayo, él le ha confesado que se sintió ofendido al no presentarle a Manuel.

Es por eso que Catalina tomará una decisión que dejará a todos con la boca abierta. Y es que, para demostrarle a Adriano que no se avergüenza de él, le pedirá que sea su acompañante en la cena de gala que los Luján van a celebrar en honor a Curro y Manuel por su vuelta de la guerra. Su hermano le ha pedido que vaya y la única condición de ella va a ser esa, ir acompañada de su nueva pareja.

¿Qué cara pondrá Cruz cuando vea a la joven atravesar el vestíbulo de su palacio de la mano de Adriano? ¿Será este el primer paso para que Catalina deje de esconderse y vuelva a ser la de antes? 

Únete al canal exclusivo de novedades de vemosTV en WhatsApp pulsando aquí y lo sabrás todo antes que nadie. No olvides darle a seguir y activar la campanita para no perderte nada.

Seguro que te gustará

La Promesa: Todo sobre Álex Conrado, el compositor que pone música a la serie

“La Promesa”: Todo sobre Álex Conrado, el compositor que pone música a la serie...

La Promesa: Antonio Velázquez abre la puerta al regreso de Mauro

“La Promesa”: Antonio Velázquez abre la puerta al regreso de Mauro...